Paritarias: Macri convocó al sindicalismo y dejó afuera a dirigentes corruptos

Mauricio Macri convocó para este jueves a un grupo de dirigentes sindicales. El Presidente recibirá en la Casa Rosada -junto con el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro de Trabajo, Jorge Triaca- a Hugo Moyano (CGT Azopardo), Antonio Caló (CGT Alsina), Luis Barrionuevo (CGT Azul y Blanca),Armando Cavalieri (Comercio), Gerardo Martínez (UOCRA), Juan Carlos Schmid (CATT) y Gerónimo Venegas (UATRE).

En el contexto de esta convocatoria en la Casa Rosada en el marco de las negociaciones salariales se destaca que no fueron invitados tanto el líder de la CTA  Hugo Yasky ni tampoco, por ejemplo, Roberto Baradel por el lado de gremios docentes.

Hay que recordar que – como viene denunciando en exclusiva el diario Hoy desde hace meses – pese a que algunos de ellos hoy negocian y participan de las discusiones salariales, persiguieron y persiguen intereses que nada tienen que ver con las necesidades de los trabajadores. Un caso emblemático es el del titular del Suteba, el ultrakircherista Roberto Baradel, que pasó sin escalas de ser –junto a su jefe, Hugo Yasky- uno de los principales promotores de la candidatura a gobernador de Aníbal “La Morsa Narco” Fernández, a pedir –como lo hizo la semana pasada- aumentos salariales de entre “35 y 40%” en una provincia que quedó quebrada tras la gobernación de Daniel Scioli, a quien el dirigente apoyó como candidato a presidente en las últimas elecciones.

La realidad es que Baradel debería estar dando explicaciones en la Justicia por el proceso de vaciamiento del IOMA, la obra social bonaerense que se encuentra atravesando una crisis extrema. Y en cuyo directorio, desde hace años, participa una representante que responde a Baradel: Patricia Nisembaum. Ella se encuentra mencionada en todas las denuncias penales que tramitan en la Justicia de La Plata por los actos de corrupción en la obra social, que ponen en riesgo la atención de más 2 de millones de afiliados que, en su gran mayoría, son trabajadores a los que el titular del Suteba debería defender.

Yasky también está en la mira por vaciar obras sociales. Tal como lo viene reflejando Hoy, la Obra Social para la Actividad Docente (Osplad) se encuentra en estado de coma, atravesando por un proceso de convocatoria de acreedores dispuesto por la Justicia. Según pudo saber nuestro diario, se habría detectado un agujero de 30 millones de pesos en la Osplad, correspondientes  a los ejercicios 2010, 2011 y 2012, cifra que habría sido facturada por empresas fantasmas. Se sospecha que los fondos de la obra social se habrían utilizado para financier la estructura de la rama kirchnerista de la CTA que, precisamente, conduce Yasky. Todo esto se tradujo en una abrupta caída de las prestaciones de la obra social, afectando a miles de educadores en todo el país. Un dato no menor es que Nisembaum, antes de desembarcar en el IOMA, cumplió funciones en la Osplad San Justo.

 

Diariohoy

Deja un comentario