NiUnaMenos: los cambios positivos en la actividad social de las mujeres

El 3 de junio del año 2016 en Argentina se realizo la segunda marcha llamada #NiUnaMenos contra la violencia a las mujeres, el femicidio, la discriminación y la trata de mujeres. Participaron muchas personas, en unas cien ciudades.

En la primera marcha de #NiUnaMenos se llevó a cabo el año pasado (3 de junio de 2015); entre estas dos marchas se hizo otro evento masivo de mujeres, no se relaciona formalmente a #NiUnaMenos, pero también fue bastante pro-feminista.

También en Buenos Aires, se llevaron a cabo varioss performanced locales dedicadas al tema de los derechos de la mujeres, por ejemplo, hace muy poco en el micro centro era una protesta pequeña, pero eficaz, marchan contra la Trata de Mujeres. Los participantes se oponían a la prostitución y la trata de mujeres. Ellos se pegan en los semáforos y en los conteiners de basura mediante pequeños volantes (conocidos por cada porteño, que en general trata de ofrecer servicio sexual a los clientes de prostíbulos); la diferencia en esta ocasión radico en el hecho de que estos folletos fueron consignas humanísticas y de vergüenza. También colgado en el árbol varias esculturas de cartón, que muestran cómo la industria para adultos y el tráfico deshumaniza a las mujeres. Las esculturas fueron torso femenino, vestido con pantalones cortos y brassiers que fueron pegados entre el de los folletos de varios burdeles. Colgaron duranteí toda la noche. Al día siguiente pasó, me di cuenta de que sólo había una silueta de carton en árbol, el fondo del cual fue mordido por unl perro. Parecía bastante simbólico, sobre todo porque hay algunas personas que tienen hostilidad por este tipo de eventos feministas.

Lps temas de la violencia, el tráfico, el asesinato de la mujer son muy importantes hoy en día. En los países de América Central y del Sur, en Estados Unidos y el Sudeste de Asia, en Europa del Este y África, las mujeres son el blanco para los traficantes, violadores, asesinos, proxenetas, y las redes del crimen organizado potentes (yo recomiendo un libro Alicia Gaspar de Alba, Georgina Guzmán «Making a Killing. Femicide, Free Trade, and La Frontera»). Argentina, por desgracia, no es una excepción: sólo el año pasado hubo 275 casos de femicidios reportados (cuantos casos estan afuera del estatistica oficial – sólo Dios lo sabe). Recientemente, el país fue sacudido por la noticia de la muerte de Micaela Ortega de edad 12 años. Desapareció el 23 de abril. Los padres dieron la alarma a la policía, sin esperar a que expire el período de 48 horas, comenzando a buscar a la niña inmediatamente después de dicha denuncia.

Ella fue encontrada al final de mayo. La mataron (estranguladola) en el día del secuestro – el 23 de abril. Ella fue asesinada por una persona de veintiséis años, Jonathan Luna, ex preso. Creo una pagina falsa en Facebook, haciéndose pasar por una chica, entró en correspondencia con las menores “amigas”, y luego invitóa ellas a visitar su casa. Por supuesto, el genero de las víctimas jugó para él un papel importante como lo es para casi cualquier otro asesino degenerado. Las niñas y las mujeres en la cultura moderna son victimizadas (con una mentalidad de víctima), no agresivas, sumisas y débiles. La cultura del cine y la cultura de cómics crean un efecto poderoso sexualizado sobre las mujeres y erotiza su muerte. Como resultado, prácticamente cualquier asesino en serie o un violador elige como objeto de su agresión directamente a las mujeres y las niñas.

Otro caso impactante, que fue ampliamente discutido en el actual #NiUnaMenos – es el asesinato de Carolina Alo. En 1996, su propio novio con un cuchllo le dispenso 113 puñaladas. Muchas de las mujeres llevaban pancartas con lemas «Ni una Menos», «No mas violencia», «Vivas nos queremos» y con cánticos que decían: «No , no me da la ganas que me maten cuando dicen que me aman!».

En comparación con el año pasado se vieron varios cambios fundamentales. Lo más importante – se hizo mucho menos política de los grupos de izquierda. La vez pasada toda la marcha estaba infiltrada por los eslogans políticos de la izquierda y banderas rojas de partidos y movimientos politicos de izquierda. Ahora esto cambió. Apenas Kirchner priva de sus “alimentadores” y pierde la capacidad de financiar a “La Cámpora”, “Kolina” y otros vagos, ellos repentinamente pierden el interés en el destino de las mujeres argentinas.

A las izquierdas, a pesar de la retórica social, ellos se demuestran idiferentes y no le dan relevancia ni importancia al destino de las mujeres, la nacion o cualquier otro concepto de su retórica vacia, pues solo van tras la corrupción y el dinero que roban a los ciudadanos a través de impuestos más altos, estatización, las limitaciones financieras, y así sucesivamente. Los kirchneristas no son una excepción. No tienen ninguna idea sostenible. Por ejemplo, no es ningún secreto que una parte grande de los kamporistas (La Campora) desertó al lado de Macri, tan pronto como llegó a ser presidente. Y que los “críticos de Cristina” de ayer, los trotskistas irreconciliables y los guardianes de las personas, hoy se abrazan con los representantes de “La Cámpora” y estan en favor de Cristina Fernández, pidiendo un frente unido contra el presidente Mauricio Macri. Que flexibilidad! Los kirchneristas hablaron mucho de ayudar a los pobres, pero en realidad participan en mejoramiento de los Villas miserias, solo la juventud de Jóvenes PRO, y una verdadera ayuda a los pobres y los hambrientos tiene Margarita Barrientos, con su comedor “Los Piletones” quien ha hablado en repetidas ocasiones a favor de Macri. Recientemente, un coche que transportaba, por caridad, alimentos recogidos por ella, saqueó la camioneta. Fue La Cámpora y militantes kirchneristas. Es decir, quienes supuestamente son los “se preocupan por los pobres” “patriotas” de izquierdas simplemente se robó la comida de caridad a los pobres.

Para las izquierdas, la situacion con el feminismo ha sido la misma. Ära ellos las mujeres son sólo el electorado, que está obligado a obedecer a los líderes de los partidos y no hablan con algunas iniciativas propias. El año pasado, cuando el presidente era todavía Kirchner, La Cámpora fue masivamente en #NiUnaMenos e imponer agresivamente sus consignas, agitando sus propias banderas. Las mujeres comunes son un poco perdidas, en el fondo de los kamporistas que están bien organizados, con varios autobuses y muy bien equipados. Además de ellos, había algúnos partidos de izquierda con banderas rojas que se utilizan para su auto-promoción a los problemas de femicidios, de esclavos y a la violación. La impresión general fue positivo, pero el evento parecía totalmente de izquierda, a pesar de la presencia de representantes de los simpatizantes de los liberales, la iglesia y la policía.

La marcha #NIUNAMENOS de este año ha sido muy diferente. Había una masa de mujeres apolíticas y organizaciones de mujeres, que se adhieren a la posición moderada o incluso apolítica, que trata específicamente de las cuestiones de femicidio, trata de mujeres y la protección de los derechos. En lugar de los banderas rojas y kamporistas fueron esta vez las banderas moradas, rosas y verdes. Por supuesto, algunas de las organizaciones representadas en la marcha, tienen creencias políticas, pero que al menos, no los anteponen a los intereses de las mujeres.

Había una gran cantidad de madres cuyas hijas fueron asesinados. Ellos se han hecho visibles. Banderas de hipócritas políticos, ocultando las lacónicas consignas, se contraponen a la de las mujeres afligidas desaparecieron, y se pusieron de manifiesto la historia de las mujeres, y el dolor materno, una causa común.

Como el año pasado, hubo muchas performances brillantes. Resultó artística, espectacular, aguda y brillante. Había un espectáculo de fuego. Había mujeres, que representa a las víctimas de femicidio. Sus contornos del cuerpo de tiza en el asfalto, y estas siluetas, que recuerda a la crónica criminal, se veía muy atmosférica.

Otra diferencia importante con la marcha del año pasado fue el apoyo de los espectadores. Los conductores tocaban sus bocinas en señal de su apoyo, la gente se une a caminar un poco con nosotros. El ambiente general era muy amable y positivo aunque, por supuesto, se mantuvo en silencio por el espíritu amargo de la tragedia.

Deja un comentario