La Ciudad de Buenos Aires tendrá su primer parque ecológico

El zoológico porteño se transformará en un espacio de concientización ambiental. La definición que mejor le cuadra al nuevo proyecto es la de ecoparque, un lugar que se amoldará a la demanda de sustentabilidad y preservación de la biodiversidad de este tiempo. Los parques ecológicos en el mundo son establecimientos que abordan la naturaleza de un modo diametralmente opuesto a los zoológicos tradicionales.

Es el camino eco-friendly que han adoptado otras culturas. Es la reorientación hacia un nuevo concepto de ecología. En ese sentido, la Ciudad planteó que comenzará un proceso de reconversión y transformación de un espacio verde en dónde los animales le dejarán el protagonismo a la sociedad. Las casi 1500 especies que se encuentran en el zoo serán trasladadas a santuarios o reservas: serán devueltos a sus hábitats naturales. Liberar con conciencia eco y sustentable el espacio de animales es la propuesta medular de este nuevo espacio.

Sólo habrá especies que habiten el ecoparque momentáneamente. Quedarán exceptuados de estas nuevas políticas los más longevos y aquellos que estén enfermos o en riesgo de readaptación. La previsión es que en el parque ecológico permanezcan menos de cien ejemplares.

El jefe de gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta y el ministro de Modernización, Innovación y Tecnología Andy Freire, anuncian los cambios en el zoo porteño
El jefe de gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta y el ministro de Modernización, Innovación y Tecnología Andy Freire, anuncian los cambios en el zoo porteño

La medida que comunicó el jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta junto a su ministro de Modernización, Innovación y Tecnología Andy Freire interrumpió la concesión privada del zoo tras 140 años de historia. La estatización fue un consejo de la Comisión para la Transformación del Zoológico de Buenos Aires, una entidad conformada por miembros de la Agencia de Protección Ambiental de la ciudad, de la Fundación Banco de Bosques, de la Fundación Naturaleza Para el Futuro y del Instituto Jane Goodall.

Pautaron seis compromisos fundamentales para desarrollar el “Ecoparque”: será un espacio dedicado a la educación ambiental, a través de experiencias recreativas e inmersivas basadas en la tecnología y enfocado en la familia; no habrá animales habitándolo de forma permanente; se integrará conceptualmente a los vecinos Jardín Botánico y Parque 3 de Febrero generando un auténtico Corredor de Biodiversidad; se trabajará en la recuperación y liberación de animales silvestres heridos o rescatados del tráfico ilegal, y se continuará trabajando en los proyectos de conservación de fauna autóctona; se creará un punto de encuentro en el que emprendedores y ONG puedan realizar proyectos vinculados a la conservación del medioambiente; y se pondrá en valor el riquísimo patrimonio arquitectónico que la Ciudad posee en esas 18 hectáreas.

El futuro ecoparque porteño pasará a ser de gestión estatal para asegurar su compromiso social
El futuro ecoparque porteño pasará a ser de gestión estatal para asegurar su compromiso social

El futuro Ecoparque porteño será un lugar revitalizado. La gestión estatal promoverá la conservación, protección, preservación y concientización del ecosistema con el foco puesto en los conceptos de recreación y educación. Los principios que enumeró el mandatario comunal se encolumnan tras estos lineamientos: “Queremos que sea un espacio de relación entre los chicos y los animales. Queremos que sigan viniendo las escuelas, que sea un lugar educativo y de entretenimiento“.

El nuevo establecimiento estará regido por los valores de la sustentabilidad. El reemplazo de la fauna le otorgará visibilidad a programas de educación ambiental en comunión con soportes tecnológicos que proveerán conocimientos sobre animales, plantas, impacto medio ambiental, reciclaje, ecología y el resto de los factores que repercuten en la naturaleza.

Infobae

Deja un comentario